Visitando Mexico

Los rehiletes
Por las calles los rehiletes adornan el paisaje urbano

Un dia fui a visitar a la Ciudad de Mexico  lugares en los que pase muchos años de mi vida,   el hogar donde creci, una casa llena de recuerdos y de juguetes, de libros y arte, pero sobre todo fui a visitar a mi Papa y a mis hermanas… comimos, brindamos, bailamos, cantamos, llenamos nuestros ojos de imagenes, los oidos de palabras, musica y risa; planeamos, platicamos, recordamos… hay familias que se pueden ver todos los dias, o todas las semanas, a lo mejor una vez al mes; en nuestro caso pasan años sin estar juntos, podemos oirnos y hasta vernos por las videoconferencias, el telefono; podemos escribirnos e itercambiar fotos… Con familias propias que crecer y atender; trabajos, y compromisos que cumplir eternamente, que nos alejan tangencialmente tocando  el circulo de la vida, solo una vez, por breve tiempo,  y en la duracion de un suspiro convivimos de nuevo…  Estuvimos juntos todos por 23 años, yo empece con el exodo de las niñas cuando me case…Antes eramos un enjambre de energia perpetua, prepararse para la escuela, jugar, hacer las tareas, ir a las clases de arte y deporte por las tardes, ayudar a Mama y a Papa, salir de vacaciones, disfrutar del verano, y celebrar cumpleaños, y todo lo celebrable, hasta fiestas en fin de semana por el simple motivo de hacer o ir a una fiesta para bailar, o tener los sabados enteros tambien para bailar y cantar, aja, si; teniamos un horario menos estructurado que el de las siguientes generaciones, ya casi son 3 decadas fuera del primer hogar, asi que cuando recibi la invitacion para ir a los 15 de mi sobrina, y celebrar los muchos años de trabajo exitoso de  mi hermana, acepte con la certeza de que lograr un punto de encuentro era tan raro como un eclipse total de sol afuera de tu ventana. Y sin embargo al mismo tiempo, el mismo dia, premiaban a mi hijo en su escuela, no una vez sino dos… Ahora vi en fotos las ceremonias y sali corriendo a California… llegue para la graduacion que era la tercera ceremonia y la ultima que culminaba con todos juntos el homenaje a los jovenes graduados y  que afortunadamente habian anunciado con mucho tiempo de anticipacion… las otras fueron invitaciones sorpresa con 5 dias de antelacion. Tambien visite la Facultad de Ingenieria, vi profesores de hace decadas, queridos conocidos tambien, las instalaciones aunque bien recordadas,  las vi con pequeñas renovaciones y cambios aqui y alla… Y vi a los alumnos caminando a clases, a examenes, platicando, cargando sus libros, y  parecia que reconocia las caras, las formas de caminar, la familiar mezclilla, solo ellos tienen ese aire peculiar de universitarios… Un encuentro conversando ingenieria, respirando ingenieria… Son aquellas cosas que recuerdan un tiempo de jovenes adultos, en un paraje, en la arquitectura, o en la linea de espera para cobrar quincena… Siguen las jacarandas de el estacionamiento llenas de flores, perfumando el ambiente y alfombrando de ese maravilloso azul violeta toda el area… Siguen las escaleras de piedra llevando el paso del estudiante andante… Fue un dia que empezo a las 3 de la mañana para mi y termino a las once y media de la noche, pero  ni aun asi pude dormir, todavia faltaban reuniones y fiestas que acudir, pero eso sucedio otro dia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s